sábado, mayo 25, 2024
spot_img
Más

    Baja del dólar en Costa Rica advierte escenario de riesgos y oportunidades en la economía nacional

    La baja del dólar en Costa Rica está causando incertidumbre en la población y el impacto que este tiene en la apreciación del colón ha variado para los diferentes actores de la economía. Por ejemplo, aquellas personas o empresas cuyos ingresos son en dólares van a sufrir un impacto negativo en sus ingresos, mientras que aquellos con un alto componente de gastos en dólares se ven beneficiados.

    Por otro lado, los importadores y aquellos con un crédito en dólares están viéndose beneficiados, ya que estos estratos poblacionales están obteniendo mejoras significativas en sus ingresos o un incremento en sus ahorros. En contraste, los exportadores han vendido una mayor cantidad de productos, pero el ingreso neto disminuyó.

    En el corto plazo, las empresas y personas que tienen deudas en dólares se ven beneficiados por la reducción en las cuotas que pagan. Sin embargo, esta situación no garantiza un futuro favorable.

    Para conocer más acerca de este tema, Acontecer entrevistó a Luis Emilio Rodríguez Badilla, Coordinador de la carrera de Administración de Empresas con énfasis en Banca y Finanzas de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

    ¿Cómo ha impactado la baja del dólar en la economía local?

    El impacto de la apreciación del colón va a variar para los diferentes actores de la economía. Toda aquella persona física o jurídica cuyos ingresos sean en dólares van a sufrir un impacto negativo en sus ingresos, por el contrario, si se tiene un alto componente de gastos en dólares, se están viendo beneficiados. Una forma de tener una buena aproximación sería analizar el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), que mide la producción de bienes y servicios en un país durante un periodo determinado. Esto daría una buena aproximación a nivel de agregados macroeconómicos.

    ¿Qué sectores se ven más favorecidos por la reducción del valor del dólar?

    Todo aquel agente económico cuyos gastos estén dados en dólares, están viéndose beneficiados, como, por ejemplo, los importadores y toda persona física o jurídica que tenga un crédito en dólares, ya que el monto de la cuota disminuye. Estas empresas y personas es muy probable que estén reportando una mejora significativa a nivel de sus ingresos o incremento de ahorros.

    ¿De qué manera afecta a los precios de los productos importados?

    Todo producto importado y cuyo precio es en dólares verá una disminución del precio, a no ser que la empresa suba el monto cobrado en dólares, y, por ende, no se vea el efecto a la hora de pagarlo con colones. Pero a nivel general, los productos importados en dicha moneda han visto una mejoría en su precio.

    ¿Cuáles son las consecuencias para los exportadores locales?

    Aunque los exportadores vendan mayor cantidad de productos, la baja en el tipo de cambio hace que el ingreso neto disminuya. Según datos del Colegio de Ciencias Económicas de Costa Rica, la pérdida achacada al tipo de cambio ronda el 6.7% sobre el valor total exportado.

    ¿Cómo afecta este escenario el poder adquisitivo de los consumidores locales?

    Existe una relación directa entre la caída del tipo de cambio y la baja en la inflación interanual, por ejemplo, el año 2023 cerró con una inflación del -1.77%, esto quiere decir, que el poder adquisitivo de las personas se incrementó en ese mismo monto. Sin embargo, es común escuchar a las familias indicar que no han sentido estos efectos, lo cual sucede porque en nuestro país el nivel de precios de bienes y servicios es tradicionalmente alto, y lo que vino a provocar la caída en los niveles de inflación, fue un freno a ese incremento, pero los precios continúan siendo elevados. Al mismo tiempo, no todos los bienes y servicios que integran la canasta básica se han visto favorecidos por esta disminución.

    ¿Qué oportunidades se presentan para los inversores locales ante este panorama?

    Aprovechar el precio bajo del dólar, para invertir en dicha moneda, sigue teniendo un componente de riesgo importante que se debe analizar. Por ejemplo, en junio del año 2022, el tipo de cambio estuvo por arriba de los ₡690, esto significa que los agentes económicos que compraron a ese precio estarían reportando pérdidas no materializadas que superan el 27%, si tomamos como referencia la depreciación que ha reportado la moneda extranjera al mes de abril del 2024.  Para algunas instituciones financieras que tomaron este riesgo, esto significaron pérdidas millonarias.

    El mensaje acá, es que, para tomar una decisión de este tipo, lo mejor que se puede hacer es buscar asesoría con un especialista, ya que las variables macroeconómicas están en constante cambio, y en ocasiones es mejor dejar de ganar un poco, en lugar de materializar una pérdida del capital invertido. Claro está, en una economía no todos los agentes económicos tienen los mismos niveles de aversión al riesgo.

    ¿Cómo se ven afectadas las empresas que tienen deudas en dólares por la baja del valor de esta moneda?

    En el corto plazo, toda empresa, familia o persona que tenga deudas en dólares se está viendo beneficiada por una reducción en las cuotas que pagan. Sin embargo, si vemos lo que pasó en el 2022, donde el tipo de cambio rondó los ₡700, estos mismos agentes económicos fueron los principales afectados. El mensaje acá es que, si se tiene un crédito en dólares, la situación favorable que se vive en la actualidad, no es garantía de que se siga repitiendo en el futuro. Por lo que una medida sana es aprovechar los ahorros que se están teniendo actualmente para invertirlos y que nos puedan servir de colchón financiero ante una posible depreciación del colón. 

    Desde su conocimiento ¿Cómo podría la baja del dólar influir en las políticas económicas y monetarias del Gobierno?

    La política económica del país ejecutada por el Banco Central es una herramienta de intervención del Estado que debería procurar: el crecimiento socioeconómico, la estabilidad de los precios, el pleno empleo, una adecuada distribución del ingreso, así como el equilibrio en la balanza de pagos. En este sentido el BCCR ha venido aplicando controles mediante la disminución de la Tasa de Política Monetaria (TPM), que pasó de un 9% en los primeros 3 meses del año 2023 a un 5,25% al 5 de abril del 2024, al mismo período, se ha visto una tendencia similar en la Tasa Básica Pasiva (TBP), que fluctuó entre un 6,35%, 6,58% y 6,70% en los primeros 3 meses del 2023 a un 4,92% al 5 de abril del 2024. Esta tendencia provoca que la tasa de interés de mercado tienda a la baja, disminuyendo los rendimientos en inversiones en colones, haciendo menos atractiva esta opción, lo cual viene a contener en cierta medida la caída en el precio del dólar. Sin embargo, los agentes económicos afectados por la caída en el tipo de cambio argumentan que el BCCR pudo haber realizado una mayor intervención a través del MONEX con el fin de adquirir los dólares y no dejar que se redujera tanto su valor.

    [/responsivevoice]
    Print Friendly, PDF & Email
    Mag. Renzo Kcuno Aimituma
    Mag. Renzo Kcuno Aimituma
    Periodista - Oficina Institucional de Mercadeo y Comunicación
    UNED Radio
    rkcuno@uned.ac.cr

    Lo más Reciente