viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
Más

    Listo el mural de la Escuela Indígena de Ceibón en Térraba

    «El mural habla sobre el encuentro Térraba – Naso y sobre elementos de la memoria colectiva del pueblo Borán, justamente en un momento donde los encuentros han sido mutilados por una enfermedad y donde no es tan común estrecharse las manos. Así, de forma simbólica el arte nos permite seguir generando encuentros”

    Un nuevo mural engalana una escuela rural de Costa Rica con el apoyo de la Universidad Estatal a Distancia. El proyecto estuvo a cargo de la artista Olga Coronado del Programa de Promoción Cultural de la Dirección de Extensión Universitaria y contó con la colaboración de los pintores Mauricio Cordero y César Ulate.

    El trabajó inició hace casi tres años cuando se realizó el mural del Liceo de Térraba. En ese momento Olga Coronado, junto con Amílcar Castañeda del Programa de Gestión Local, realizaron una gran investigación junto a la comunidad. Desde entonces ambos extensionistas y la comunidad, soñaron con hacer algo semejante en la Escuela Indígena de Ceibón, en Ceibón de Térraba.

    Ahora en el 2020, se contrató al muralista Mauricio Cordero, quien desde julio continuó con el proceso de investigación, complementándolo junto al profesor de Cultura Leonardo Porras y Freddy Salazar el director de la Escuela Indígena de Ceibón.

    Bajo la dirección de Olga Coronado se realizó el guion plástico y el boceto del mural. Esto quiere decir que se sintetizó visualmente esta investigación seleccionando los elementos claves, con sus colores y formas para plasmar en la pared.

    Finalmente se inició con la elaboración de esta gran pintura el 21 de agosto. Mauricio Cordero, junto al pintor César Ulate y miembros de la comunidad, se dieron a la tarea de pintar la pared de la Escuela y el 21 de setiembre finalizaron. «Estos procesos artísticos se trabajan además en conjunto con los habitantes del lugar lo que permite fortalecer las relaciones con las comunidades», explica Olga Coronado.

    «El mural habla sobre el encuentro Térraba-Naso y sobre elementos de la memoria colectiva del pueblo Borán, justamente en un momento donde los encuentros han sido mutilados por una enfermedad y donde no es tan común estrecharse las manos. Así, de forma simbólica el arte nos permite seguir generando encuentros” en palabras del artista plástico Mauricio Cordero.

    Periodista Martha V. Herrera Pérez / Dirección de Extensión Universitaria /mherrerap@uned.ac.cr


    [/responsivevoice]
    Print Friendly, PDF & Email

    Lo más Reciente