sábado, agosto 13, 2022
spot_img
Más

    Los desafíos de la realización de las Prácticas Docentes ante los nuevos escenarios educativos

    Por Evelyn Gutiérrez Soto

    En el marco de las celebraciones del 44 Aniversario de la carrera Diplomado, Bachillerato y Licenciatura en Educación General Básica I y II Ciclos de la Escuela de Ciencias de la Educación (ECE), se llevó a cabo hoy el conversatorio Prácticas docentes y los nuevos desafíos por parte de los centros de enseñanza superior, actividad que permitió conocer y analizar los aspectos relevantes sobre las prácticas docentes que realizan las universidades estatales.

    El Conversatorio contó con la participación de Karen Palma Rojas encargada de la carrera Diplomado, Bachillerato y Licenciatura en Educación General Básica I y II Ciclos y Victoria Mesén Arias profesora de apoyo curricular de la carrera de Educación General Básica I y II ciclos, quien fue la moderadora del evento.

    Además, se contó con la presencia de los expositores Rafael Granados Portuguez coordinador de Prácticas docentes de I y II ciclos de la UNED, Kenneth Cubillo Jiménez coordinador Educación Rural I y II ciclos de la Universidad Nacional (UNA), Laura Madrigal Corrales representante de la carrera Mediación Pedagógica de la Universidad Técnica Nacional (UTN) y Jessica Araya Ramírez coordinadora de Prácticas Docentes I y II Ciclos de la Universidad de Costa Rica (UCR).

    Karen Palma Rojas indicó: “este conversatorio permite crear ambientes de reflexión, y crecimiento desde las experiencias que han vivenciado nuestros pares académicos en otras universidades a nivel nacional. Cada universidad otorga una intención clara a sus prácticas docentes y es invaluable el poder conocer las opiniones de los expositores, al respecto. En este contexto, las prácticas docentes como elemento de formación de la persona docente de la educación primaria, son un componente fundamental que las tendencias emergentes de la disciplina, nos demandan cumplir e incorporar”.

    Palma Rojas añadió: “nosotros cada día como carrera acreditada, buscamos ofrecer espacios certeros donde nuestros estudiantes conozcan la realidad de los escenarios educativos antes de graduarse. Los países que marcan tendencia a nivel mundial en educación primaria, poseen experiencias que amalgaman de forma innovadora el binomio teoría – práctica y nosotros como carrera, buscamos día a día acercarnos e incorporar esta visión a nuestra realidad pedagógica. Por ello, creo que vivir experiencias desde las prácticas docentes, brinda a la persona estudiante una oportunidad para analizar la teoría brindada en las asignaturas, al confrontarla con la realidad que observa. Este tipo de experiencias fortalecen el proceso de construcción de un criterio profesional real e innovador, que responde a las demandas existentes a la profesión”.

    “Reconocemos que la pandemia por COVID-19 nos demandó cambios, y se debió otorgar una nueva visión a las prácticas docentes, y por ello nuestra experiencia en educación a distancia fue un elemento que nos aportó para lograr tener éxito en esta ardua tarea, pues logramos continuar ofreciendo estas opciones de graduación, a pesar de tener más de 200 estudiantes practicantes localizados a nivel nacional. Todo esto gracias al trabajo en equipo que desarrollamos junto a otras carreras de la ECE”, acotó.

    La finalidad del Conversatorio estuvo orientada a comprender los aprendizajes que, durante esta pandemia, han tenido que realizar las personas educadoras para llevar a cabo las prácticas docentes con el estudiantado. Asimismo, se profundizó las competencias que debe tener la futura persona educadora.

    Los expositores realizaron una exposición detallada sobre las experiencias del quehacer educativo en el ámbito de la realización de las prácticas profesionales docentes, por parte del estudiantado.

    Al respecto Rafael Ángel Granados Portuguez, encargado de Práctica Docentes de I y II Ciclos, señaló: “los desafíos nos orientan a visibilizar la importancia de un mayor acceso al uso de tecnologías, por parte de los discentes y personas docentes, de un desarrollo de competencias tecnológicas en las futuras personas educadoras para la mediación virtual, adquisición en un liderazgo permanente de modo que el estudiante de prácticas se vincule e identifique con la comunidad educativa, mayor inclusión en las aulas desde las propuestas planteadas por el docente en formación, una formación en redes de apoyo con la comunidad y la familia  y finalmente, un desarrollo de inteligencia y educación emocional en los discentes y personas docentes”.

    “Más allá de tener el acceso a equipo tecnológico y a una conectividad que me permita asistir de forma virtual a los entornos educativos, es indispensable alcanzar por parte de las personas estudiantes de prácticas docentes y de las actuales personas docentes, un empoderamiento de las herramientas digitales y de las metodologías de mediación virtual que les permitan a los discentes una adecuada construcción del conocimiento, con actividades colaborativas y mayormente participativas. Se requiere contar con mayores competencias para hacer un uso adecuado del equipo, mejorar las estrategias dinámicas y colaborativas que se proponen en la presencialidad de acuerdo a la Política Educativa, de modo que podamos adaptarlas a los ambientes virtuales”, manifestó Granados Portuguez.

    Las ideas más relevantes de Granados Portuguez versan sobre:  

    • Dentro de la maya curricular de I y II ciclos, las prácticas son importantes e implican un proceso presencial.
    • En el caso de la UNED, las prácticas docentes de I y II Ciclos se maneja un alto grado de matrícula, por lo que se ha mejorado los procesos de comunicación.
    • Aprendizajes durante la pandemia, permitió realizar un trabajo colaborativo y se fortaleció las herramientas tecnológicas.
    • Capacitar a la población estudiantil en el uso de herramienta tecnológicas, ha sido esencial.
    • Apoyos para mejorar procesos de inclusión, comunicación eficiente y oportuna, manejo de información del estudiante, identificación de riesgos, han sido aspectos valiosos.
    • La persona estudiante espera un acompañamiento, atención personalizada, adquirir las competencias para dirigir un grupo de discentes de forma oportuna, entre otras.
    • La práctica docente es una oportunidad para la vivencia educativa.
    • Los desafíos de las prácticas docentes radican en una mayor inclusión educativa, innovación, planeamientos y evaluación que responda a la diversidad, mayor implementación del DUA, estrategias lúdicas, mediación participativa en ambientes presenciales y virtuales entre otras.

    En esta misma línea, la profesora Laura Madrigal de la UTN, durante su participación destacó las siguientes ideas:

    • Comentó acerca del Centro de formación de formadores y personal técnico para el desarrollo industrial de Centroamérica y su importancia para la institución.
    • Se parte de un modelo educativo que le da cuerpo a un bachillerato en la enseñanza técnica.
    • La práctica docente está basada en el desarrollo de competencias duras y blandas. Así como hay una constante actualización en áreas técnicas y se trabaja para lograr el aprendizaje en torno a los cuatro saberes: saber, saber hacer, saber ser, saber convivir.
    • Ejes transversales valiosos para el quehacer del aprendizaje: innovación, calidad ambiente y emprendimiento.
    • Necesidades de articular con otras instituciones para el mejoramiento de programas desde el área de la pedagogía
    • Se pretende crear un programa de investigación académica en educación Técnica Profesional.
    • Transformación de las metodologías de medición dentro del aula que permitan una educación más humana e inclusiva.
    • Importancia de los procesos de evaluación, desde un enfoque integral.

    De parte de la UCR, Jessica Araya Ramírez comentó sobre los siguientes aspectos:

    • La práctica se visualiza como un eje transversal, en el plan de estudio, que es un proceso acumulativo que versa sobre las características de cada curso.
    • La pandemia fue todo un reto, porque se debía conocer sobre mediación virtual para ver el diseño y se replanteó las actividades prácticas. Había muchas necesidades educativas que de alguna u otra forma, se visualizan dentro de la carrera para dar respuesta.
    • Se hizo el diseño e implementación de una propuesta desde el ámbito virtual para diseñar cambios, lo que se hizo primeramente fue conocer sobre el uso de las herramientas tecnológicas, apoyo curricular y contextualizar los instrumentos para valorar los trabajos para emigrar a la modalidad virtual.
    • La conectividad ha sido una limitante, en la práctica docente.
    • Se debe fortalecer los procesos de formación docente en el uso de la tecnología, la vinculación de las herramientas tecnológicas en los procesos de aprendizaje y robustecer la comunicación con diferentes escuelas aliadas.

    Kenneth Cubillo Jiménez de la UNA realizó los siguientes aportes:

    • La pandemia, nos llevo a exigirnos nuevos escenarios y en el caso e la UNA, nos correspondió trabajarlo con estudiantes de Lepanto Puntarenas y Guatuso. La práctica se realiza en el diplomado.
    • Desde la carrera se espera que el estudiantado tenga contacto con la niñez, la comunidad y las personas educadoras.
    • El accionar de la UNA el año pasado implicó un cierre de universidad y ahí surge la interrogante, de cómo se iba a realizar con la práctica supervisada.
    • El acceso de internet no es derecho humano aún, pues no hay conectividad en todo el país y depende de la zona donde se encuentre el estudiante.
    • Se plantearon escenarios vinculados a la carrera para el desarrollo de las prácticas como el trabajo con grupos reducidos de niños y desde la persona estudiante apoyando a la persona docente.
    • Se definió un proceso de modelaje con planeamiento docente en donde generaban planeamientos semanales. La mediación fue entre pares una vez a la semana.
    • Se trabajó un componente teórico, la transformación curricular, guías de trabajo entre otras.
    • Hay una mayor atención estudiantil de forma virtual y avance en los procesos educativos.
    • Fortalezas vinculadas con el estudiantado, que tienen que ver con adaptación al cambio y la innovación. Pero también el estudiantado tenía dificultades con la tecnología.
    • Habilidades como: competencias blandas, autoaprendizaje, integración autocontrol entre otras, son elementos esenciales para el éxito educativo del estudiante que hay que reforzar.

    La educadora Estela Grijalba Jiménez quien ha sido supervisora de Práctica Docente de la ECE y actualmente es directora de  Trabajo Final de Graduación (TFG), de la UNED, realizó una recapitulación de las principales ideas de que brindaron los expositores.

    El Conversatorio congregó al personal administrativo de la ECE, tutores, encargados de cátedras, egresados, personas estudiantes que realizan prácticas docentes, personas supervisoras y docentes de I y II Ciclos.

    Para más información puede contactar a Rafael Ángel Granados Portuguez al correo:ragranados@uned.ac.cr

    evgutierrez@uned.ac.cr

    [/responsivevoice]
    Print Friendly, PDF & Email
    M.Sc. Karol Ramírez Chinchilla
    M.Sc. Karol Ramírez Chinchilla
    Periodista - Mercadeo y Comunicación
    kramirezc@uned.ac.cr

    Lo más Reciente